El perro es una de las mascotas que más frecuenta cualquier clínica veterinaria en Zaragoza, por eso hoy queremos hablarte de él, en concreto de uno de sus sentidos: la vista.

Años atrás, cuando la ciencia todavía no nos permitía conocer con detalle el funcionamiento del glóbulo ocular del perro, eran comunes las especulaciones sobre cómo sería la vista de estos animales, y una de las creencias más extendidas sentenciaba que era en blanco y negro.

En toda clínica veterinaria en Zaragoza son ampliamente conocidos los numerosos estudios científicos que han desmentido estas conjeturas. Los perros ven en color pero con un espectro diferente al que habitualmente conocemos los humanos. Nuestros ojos cuentan con tres receptores de color denominados “conos”, y cada uno de ellos procesa de forma individual el color azul, el verde y el rojo. Los perros solo tienen dos tipos de conos, lo que provoca que perciban los tonos verdes y rojos de forma distorsionada, siendo el verde un tono gris-amarillo para ellos, y el rojo un marrón-amarillo. Así, su visión es comparable a la de una persona con daltonismo.

Otro aspecto de este sentido de nuestro amigo más fiel es su corta agudeza visual. Ellos no ven de forma tan nítida ni aguda como nosotros, necesitando así una distancia cuatro veces menor que las personas para distinguir el mismo objeto.

Sin embargo, sus puntos fuertes residen en la percepción del movimiento y en su capacidad de visión nocturna. Tienen una asombrosa habilidad para distinguir cualquier objeto en movimiento y ven entre cuatro y cinco veces mejor de noche que las personas. Sin duda, capacidades que la naturaleza les ha otorgado para facilitarles la caza.

Esperamos haberte servido de ayuda para que conozcas un poco más acerca de tu mascota. Para cualquier consulta, en Clínica Veterinaria Utebo estaremos encantados de ayudarte.