Cualquier clínica veterinaria en Zaragoza sabe que los perros tienen determinadas necesidades que, a priori, los humanos no entienden. Sin embargo, hoy vas a aprender por qué un perro debe olfatear y qué significa cuando no lo hace.

En primer lugar, debes saber que los perros cuentan con más de 200 millones de receptores en su hocico para detectar y diferenciar aromas. Tienen un sentido del olfato hasta 1000 veces más desarrollado que un humano. Por eso, desde una clínica veterinaria en Zaragoza se recomienda que dejes a tu perro olfatear a su albedrío cuando lo saques a pasear.

Para ellos, olfatear es una acto totalmente natural que les ayuda a conocer su alrededor e incluso a comunicarse. Cuando olfatean, pueden determinar si lo que les rodea es nocivo o no. Asimismo, liberan energía y posible estrés acumulado.

Si observas que tu perro no se para a olfatear durante el paseo, entonces debes sospechar que pueda tener alguna enfermedad psíquica. La fatiga, la ansiedad, el miedo o el nerviosismo en tu perro pueden manifestarse con el simple hecho de dejar de olfatear.

Por otro lado, debes intentar activar su sentido del olfato siempre que puedas. Por ejemplo, cuando vayas al parque con él, llévale un poco de comida. Haz que la olfatee y, a continuación, tírasela a unos metros de distancia sobre la hierba. Dile que la busque y suéltalo para que pueda ir tras de la comida. Poco a poco ve incrementando la distancia, hasta esconderle el trozo de comida sin que lo vea.

El sentido del olfato de los perros está muy desarrollado para compensar otros sentidos, como el de la visión o el tacto. Por eso, es aconsejable que puedan ponerlo a prueba cuando estén de paseo. Y, ante cualquier síntoma anormal que observes en tu perro, llévalo a tu clínica de confianza. En Clínica Veterinaria Utebo estaremos encantados de ayudarte.